Edgar Veitya, el soplón que delató a Salvador Cienfuegos

Expedientes MX/Autor: Norberto Vázquez

El gobierno de Estados Unidos anunció el retiro de todos los cargos de narcotráfico y de lavado de dinero contra el ex secretario de la Defensa Nacional argumentando que esto permitirá que la Fiscalía General de la República lo investigue.

Simplemente implemento el terror. Su nombre Édgar Veytia y fue el que diseñó la ruta ante la Corte Federal de Brooklyn, para que se detuviera al general Salvador Cienfuegos. Estados Unidos ya retiró los cargos, ahora el juicio brincará de lleno al plano nacional y será la Fiscalía General de la República (FGR) la que lleve a cabo las pesquisas en contra del ex secretario de la Defensa Nacional.

El ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda no sólo ha sido criticado por su inexplicable riqueza…se topó en su administración con un personaje siniestro que se decía a voces era el que hacia el “trabajo sucio” y que lo encubrió por mucho años, se trataba de Edgar Veytia, quien fuera fiscal general del estado y que fue detenido en Estados Unidos por varios delitos relacionados con el narcotráfico.

Edgar Veytia fue nombrado fiscal general en 2013, ese mismo año le regaló al gobernador 300 hectáreas en el rancho La Resolana, en el municipio de Tepic. El tema de los regalos no quedó ahí, pues en abril de ese año se reveló que el ex fiscal pretendía obsequiar a Sandoval una residencia de tres plantas, dos cúpulas y un enorme patio con una alberca, ubicada en la colonia Lindavista de Tepic, la cual fue confiscada al cártel de los Beltrán Leyva, y que fue asegurada por la Fiscalía General de Nayarit (FGN).

El propósito de los regalos, según funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública de Nayarit que sabían de las andanzas de Veytía, era que el gobernador continuara dándole ‘manga ancha’ para sus negocios, sobre todo por las presiones sobre su actuación, que venían del gobierno federal, del Ejército y de la Secretaría de Marina…la FGN era un verdadero cochinero desde donde Veytia ejerció el terror político en la entidad.

Todo apunta, según investigaciones del PGR y dependencias de los Estados Unidos  que una terna ejerció este oscurantismo gobierno en Nayarit: Roberto Sandoval, su sobrino Hugo Ismael Sánchez Sandoval y Édgar Veytia.

El primer golpe que puso en jaque la posibilidad de que Sandoval pisara la cárcel fue que el 27 de marzo de 2017, su ex fiscal Édgar Veytia era detenido en San Diego, California, acusado de conspirar para distribuir e introducir droga a Estados Unidos y con ello una serie de revelaciones que el detenido tendría que aportar a las autoridades norteamericanos sobre los hechos ilícitos que pesaban en su contra y que por lo tanto de los cuales “Sandoval estaba enterado”.

El gobierno de Sandoval se cimbraba. El 17 de julio de ese 2017, en diversas partes del estado aparecían mantas dirigidas al presidente: “Sr. Enrique Peña Nieto, voltié a ver a Nayarit, los jefes de la fiscalía como Maldonado, Valdivia, Jimmy, Alejandro Landeros, Víctor, Lluviano, Paco Salazar, Eduardo Avalos y Willy son los jefes de la plaza de Nayarit y manejan la venta de droga como lo hacía el ex fiscal Edgar Veytia después de traicionar al H2, tienen la protección de Roberto Sandoval, que ya se le olvidó el dinero que le dieron don Héctor Beltrán (Leyva) y el H2 para que fuera gobernador.”

Se acumulaban las contravenías, el domingo 10 agosto  de ese 2017 apareció otro mensaje  junto a tres cadáveres: “El cartel de Jalisco está operando en Nayarit y los ‘huérfanos’ de Veytia están brincando de cartel”.

Llegaba otro leñazo para Sandoval. El martes 19 de septiembre de 2017, el mismo día en que Roberto Sandoval Castañeda dejó de gobernar Nayarit, su sobrino Hugo Ismael Sánchez Sandova, acusado de ser el operador financiero que, mediante trabajos “sucios”, ayudó a convertir al ahora ex mandatario en millonario, era asesinado.

Al día siguiente, a primera hora e incluso sin haber asistido al servicio fúnebre de su sobrino, Sandoval Castañeda huyó de Nayarit…y es que durante toda la administración de Sandoval Castañeda en Nayarit, los tres personajes —el ex fiscal, el ex gobernador y su sobrino— acumularon en su contra un gran número de acusaciones y denuncias por extorsión, despojo, robo, amenazas, enriquecimiento ilícito, secuestro, violación, asesinato, levantones, fabricación de delitos y narcotráfico

Fue precisamente Veytia, quién incriminó al general Salvador Cienfuegos, en pocas palabras, fue el soplón que expuso ante la Fiscalía Federal para el Distrito Este de Nueva York, que el militar trabajó para el Cártel H-2, grupo criminal de Nayarit del cual recibió sobornos.  Lo que presuntamente permitió exportar toneladas de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana a Estados Unidos a este grupo delictivo, dirigido por Juan Francisco Patrón Sánchez.

El gobierno de Estados Unidos anunció el retiro de todos los cargos de narcotráfico y de lavado de dinero contra el general Salvador Cienfuegos Zepeda, ex secretario de la Defensa Nacional, argumentando que esto permitirá que la Fiscalía General de la República (FGR) lleve a cargo su propia investigación en contra del militar.

Y el juicio contra Cienfuegos, apenas comienza en México.