Conoce las ventajas de usar la Inteligencia Artificial en el sector educativo

El poder transformador de la Inteligencia Artificial (IA) tiene muchas aplicaciones, una de ellas, aunque poco conocida, es en la educación, y no sólo en lo referente a la formación profesional, sino también como una herramienta para reducir las dificultades de acceso a ésta, automatizar los procesos de gestión y optimizar los métodos de mejora del aprendizaje.
Organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), han incluido en diversas conferencias y programas la importancia que tiene la Inteligencia Artificial para promover y mejorar la educación a nivel mundial.
“La Inteligencia Artificial transformará profundamente la educación… Se van a revolucionar los métodos de enseñanza, las formas de aprender, de acceder al conocimiento, de capacitar a los docentes”, declaró Audrey Azoulay, directora general de la Unesco.
Este organismo también ha reiterado que es fundamental la promoción de aplicaciones pedagógicas basadas en IA para descentralizar la enseñanza, personalizarla, asesorar a los estudiantes sobre los planes de estudios o incluso sobre las certificaciones. De hecho, este organismo trabaja en la identificación de las contribuciones que esta tecnología puede tener para lograr una educación inclusiva.
“Los avances en la IA le han permitido incorporarse en el campo de la educación como una facilitadora de acceso al aprendizaje, pero también como una herramienta de análisis para evaluar las dinámicas de enseñanza e identificar nuevas formas de aprendizaje personalizado que hagan frente a los desafíos actuales. Luego del confinamiento por la COVID-19, el uso de la IA en la educación debe convertirse en una prioridad para afrontar estos retos”, señala Gustavo Parés, director de la empresa de Inteligencia Artificial, NDS Cognitive Labs.
El uso de la IA puede significar nuevas oportunidades de aprendizaje para grupos vulnerables como las personas con alguna discapacidad, habitantes de comunidades rurales, o hablantes de lenguas nativas, sin sacrificar la calidad de la educación y promoviendo la inclusión efectiva de estos sectores.
De acuerdo con NDS Cognitive Labs, algunos de los beneficios de la Inteligencia Artificial en la educación son:
Uso de datos. La IA permite analizar una gran cantidad de datos para evaluar diversos aspectos del aprendizaje, que van desde la efectividad de las técnicas de enseñanza, hasta el uso de materiales de apoyo.
Mejora el trabajo de los docentes. El uso de IA para tareas específicas como, por ejemplo, la evaluación de exámenes, permite a los docentes concentrar sus esfuerzos en áreas más importantes, dedicando ese tiempo a los alumnos.
Simplificación de trámites administrativos. La IA ha probado su efectividad para la gestión y administración de trámites de una forma segura, automatizada y eficiente.
Fomenta el aprendizaje colaborativo. La IA puede utilizarse para crear grupos de estudio con diferentes aptitudes y conocimientos, en los que las carencias de un alumno puedan ser subsanadas con los conocimientos de otro.
Asistencia para los alumnos. Hoy en día existen chatbots diseñados para resolver las dudas de los alumnos sobre temas específicos a través de plataformas de mensajes de texto y redes sociales, con todos los beneficios que ofrecen estos asistentes virtuales.
Fomenta la alfabetización digital. La IA promueve entre todos los integrantes del sistema educativo habilidades para el uso de herramientas digitales.