fbpx
Now Reading
Nahle, “la zacatecana”

Nahle, “la zacatecana”

Nahle, “la zacatecana”
Por José García Sánchez

La oposición veracruzana insiste en llamarla la zacatecana, como si se tratara de alguien lejana y desconocida, cuando en realidad es más cercana y conocida que cualquiera de sus contrincantes por la gubernatura de Veracruz.

Son precisamente los panistas quienes han tenido varios gobernadores que no nacieron en el estado que gobiernan, algunos priístas también, pero éstos ya no cuentan en Veracruz, se convirtieron en un triste recuerdo. Por ejemplo, Mauricio Kuri, gobernador de Querétaro, nació en Veracruz; Francisco García Cabeza de Vaca, ex gobernador panista de Tamaulipas, nació en McAllen, Texas, Estados Unidos; Martín Orozco, el ex gobernador de Aguascalientes, nació en Jalisco; Javier Corral, ex gobernador de Chihuahua, nació en El Paso, Texas, Estados Unidos; Teresa Jiménez, gobernadora de Aguascalientes, nació en la Ciudad de México; Mauricio Vila, gobernador de Yucatán, nació en la Ciudad de México, entre otros.

Algunos creen desgastar la candidatura de rocío Nahle llamándola con desprecio “la zacatecana”, la verdad es que, entre la nostalgia por el desaparecido PRI y la misoginia, algunos sectores de la población intentan creer que puede ganar la gubernatura cualquier menos Rocío Nahle.

El artículo 11 de la Constitución del Estado de Veracruz, desde hace muchos años, acredita como veracruzanos, con todos sus derechos y deberes, a los hijos de padre o madre veracruzano o veracruzana. La ley no se modificó para darle la oportunidad de Nahle, quien ha hecho, desde ahora más por Veracruz que muchos gobernadores que sólo se enriquecieron con el cargo, nacidos en Veracruz. Hay incluso algunos en la cárcel (Javier Duarte) y otros con muchos delitos por castigar (Miguel Ángel Yunes Linares).

La desaparición de la bancada priísta del Congreso local, cuyos integrantes se fueron a Morena podría ser el pretexto que encuentre Marko Cortés para nombrar un candidato diferente al que ya nombró el PRI, porque seguramente no cuajará, por ser inexistente en la entidad, y que se llama Pepe Yunes, que no ha ganado elección alguna fuera de su pueblo natal, Perote. Nada puede hacer un candidato a la gubernatura sin el respaldo de los diputados locales

A Pepe Yunes lo colocan para medir las simpatías que pudiera tener el frente opositor pero tienen hasta febrero de 2024 para sacar su as bajo la manga, que podría ser el propio Julen Rementería, quien dice que salvar a México es votar por la oposición. Entonces quedarían en el olvido sus peroratas de que primero la victoria y luego el personaje, que más vale trabajar unidos que con l protagonismo a flor de piel. La alianza opositora no puede tener en ningún lugar del país a un candidato cuyo partido no existe en la entidad, como sucede en Veracruz, donde junto con los diputados del tricolor abandonaron ese partido más de mil militantes.

Por su parte, cuando fue titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, Julen Rementería del Puerto, ejerció el cuarto presupuesto más alto del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares: más de 4 mil millones de pesos. Impuso la adjudicación directa como regla y entregó el 60 % de los contratos bajo esta modalidad. Con las adjudicaciones privilegió a empresarios cercanos, como el líder José de Jesús Mancha Alarcón, líderes de cámaras empresariales, otros empresarios como Felipe Ruiz.

Yunes no puede sostener ni siquiera la campaña luego de una vida mamando del presupuesto sin una sola idea que los caracterice, sin un solo logro que lo identifique, con una iniciativa que llevara su nombre, sin una obra que haya realizado.

See Also
Una marcha contraproducente

Nada de positivo tiene Pepe Yunes, en su vida dedicaba a vivir del presupuesto carece de un solo logro, idea, iniciativa, declaración. La gente lo conoce gracias a su insistencia por aparecer en los medios, no por su trabajo. Y compite ahora con alguien que desde el primer día del sexenio ha construido megaobras de la administración pública, la imagen del egresado del ITAM se empequeñece cada día más.

Luego de casi un mes de ser ungido como candidato por el líder nacional del PRI, ni el PAN ni el PRD lo ratifican, aunque éste último partido no tuvo otra alternativa que prestarle una chamarra que, por cierto, le quedaba muy grande al candidato priista.

Al nombrar Marko a Julen Rementería como candidato o a cualquier otro panista nacido en Veracruz, desde luego, deja sin independencia de pensamiento a Julen, quien dijo que apoyaba a Pepe por ser honesto, y arroja al cesto de la basura a Pepe Yunes y a su partido, que en esa entidad no existe. Las encuestas en Veracruz colocan al tricolor como una cuarta fuerza electoral, luego de Morena, PAN y MC.

Aunque haya quienes insisten que si se suma MC a la alianza opositora podrían ganar la gubernatura, los números que no han cambiado en las encuestas desde junio, lo desmienten, con un 49 por ciento de intención del voto para “la zacatecana” Rocío Nahle. La alianza con un 24 y MC con un6 por ciento, cualquiera que sea su candidato. Los demás, de la indecisión pasarán a engrosar las filas del abstencionismo.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Scroll To Top