fbpx
Now Reading
Se desfonda PRI de Hidalgo y Sinaloa

Se desfonda PRI de Hidalgo y Sinaloa

renuncia masiva a militancia del PRI en Hidalgo y Sinaloa

Ante inconsistencias del Partido Revolucionario institucional, bajo la dirigencia de Alejandro Moreno Cárdenas y en medio de la crisis del tricolor alcaldes, diputados en Sinaloa e hidalgo renuncian a la militancia.

 

Julio Manuel Valera Piedras, dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Hidalgo, renunció a su puesto junto con ocho diputados locales, así como 18 secretarias y secretarios del partido, luego de expresar su rechazo al rumbo que ha tomado el tricolor en la entidad y a nivel nacional.

 

Julio Manuel Valera Piedras, ahora exdirigente del PRI estatal, expresó que: “Por primera vez en la historia las decisiones y las acciones de la dirigencia nacional nos obligan a repensar nuestra pertenencia al partido y a tomar acciones contundentes para expresar nuestro rechazo al rumbo que ha tomado el PRI desde hace cuatro años”.

 

Junto a Valera Piedras, se unieron las diputadas Citlali Jaramillo, Erika Rodríguez, Marcia Torres, Michelle Calderón y Rocío Sosa, y los diputados Alejandro Enciso y Juan de Dios Pontigo.

 

Valera Piedras señaló que están en contra de la “simulación” que se promueve desde el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, que preside Alejandro Moreno, y de las constantes faltas de respeto a la voluntad de los liderazgos estatales y locales legítimos.

 

Además, renunciaron 18 secretarios, coordinadores del Comité Directivo, y titulares de organizaciones del partido tricolor.

 

Asimismo, el ahora exdirigente aclaró que no renunciarán a su cargo como legisladores, pues se conformarán en un grupo plural e independiente.

 

 

También comentó que él se mantendrá en la presidencia de la Junta de Gobierno del Congreso del estado por los dos meses que restan del segundo año de ejercicio constitucional, sin embargo, la Ley Orgánica del Poder Legislativo no contempla que diputados independientes formen parte de la Junta de Gobierno, sino únicamente los grupos legislativos de partidos políticos, por lo que, de no adherirse a ningún partido político, tendrá que dejar el cargo.

EN SINALOA TAMBIÉN RENUNCIAN

A unos meses de que inicie el proceso para las elecciones presidenciales, el PRI en Sinaloa se está desfondando. Al menos seis militantes de cepa abandonaron el partido: Fernando Pucheta, exalcalde de Mazatlán; Gloria Himelda Félix, Diputada local; Francisco Javier Luna Beltrán, exalcalde de Rosario; Sandra Yudith Lara, ex Diputada local; Antonio Castañeda, ex alcalde y exregidor de Culiacán y actual titular de la Comisión de Vivienda del Estado de Sinaloa; y Gabriel Ballardo, exlíder del STASE y actual secretario técnico de la CViVe.

 

A sus renuncias se suma la de la Diputada local, Daisy Judith Ayala Valenzuela, quien antes renunció a su bancada en el Congreso local, y la de Grecia Mirleth Aguilar González, regidora del Ayuntamiento de Culiacán.

 

Los motivos de la renuncia a su militancia de los ahora expriistas, tienen que ver con el proceso de elección de la nueva dirigencia el pasado 2 de junio: Paola Gárate Valenzuela, Diputada local con licencia, y Bernardino Antelo, fueron elegidos presidenta y secretario del Comité Directivo Estatal entre señalamientos de pertenecer al grupo del Senador Mario Zamora y ser una imposición del PRI nacional liderado por Alejandro “Alito” Moreno.

 

Unos días antes, el 31 de mayo, durante el proceso de registro de las fórmulas para integrar el CDE, Nubia Ramos, Diputada local y ex alcaldesa de El Fuerte, acusó injerencia y obstrucción del Comité Ejecutivo Nacional en el proceso.

 

“El PRI en Sinaloa no está para cumplirle caprichos a Mario Zamora, si le quiere cobrar a ‘Alito’ Moreno por el tema de la coordinación del senado, que se la cobre con otra cosa”.

 

Finalmente, el registro de Ramos Carvajal y del también Diputado Marco Osuna, fue invalidado al no haber presentado la documentación necesaria y porque presuntamente la exalcaldesa de El Fuerte falsificó la firma del presidente del comité directivo municipal del PRI en Concordia, quedando como fórmula única la de Paola Gárate.

 

Ramiro Hernández Ramos, entonces dirigente provisional del partido, argumentó que la atracción del proceso de elección de la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional en Sinaloa por parte de la Comisión Nacional de Procesos Internos, no violaba los estatutos porque en la entidad no se contaba con un liderazgo en el tricolor, debido a que el Gobernador y el presidente son de Morena.

 

Apenas ayer lunes, a la lista de priistas que dejan el partido, se sumaron el exalcalde de Culiacán y exidirigente estatal del tricolor, Jesús Valdés y la del exaspirante a la dirigente estatal, Marcos Osuna.

 

See Also
México Expresa Solidaridad con Familiares de Víctimas en Baja California

 

En ambos casos el argumento de la dimisión fue la centralización del proceso interno para dirigir el comité directivo estatal.

 

“Me da tristeza ver a veces que las cosas se han ido centralizando… No podemos avalar el cien por ciento de las acciones que se están dando”, expresó el exalcalde de Culiacán.

 

Valdés Palazuelos reiteró que después de más de 20 años de militancia, hoy ha tomado esta decisión que no ha sido “nada fácil”.

 

“Yo creo que se está yendo mucha gente… Cada quien habla como le fue en el baile”, comentó el ahora expriista.

.

LA RENUNCIA DE OMAR FAYAD

El pasado 15 de junio, Omar Fayad Meneses, exgobernador de Hidalgo (2016-2022), renunció al PRI, partido en el que militó por más de 40 años.

En una carta enviada al Comité Directivo Estatal en Hidalgo, fechada el 13 de junio de 2023, Fayad Meneses expresó que renunciaba su militancia priista, ante la supuesta falta de apertura para poder participar en las decisiones democráticas y la vida institucional de su ahora expartido.

“La realidad es que hoy no hay espacio para quienes queremos aportar desde una perspectiva crítica que construya. Mi respeto y amor al partido que representó mis causas y las de millones de mexicanos, me obliga a desistir de la lucha en contra de la simulación democrática dentro del PRI”, escribió Fayad Meneses, en su misiva de renuncia.

“Las actuales condiciones del partido son diferentes. Las posibilidades de participación política se han visto coartadas para los que siempre hemos pensado independiente y asumido puntos de vista que en un partido incluyente se deben valorar y respetar”, explicó Fayad Meneses, quien al final de su Administración como Gobernador, se enfrentó a Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI.

Días antes, el pasado 27 de marzo, el exgobernador de Hidalgo escribió en su Twitter: “Lo que está ocurriendo en el PRI ya no es sorpresa para nadie […] Discrepar con la dirigencia es el más elemental ejercicio democrático al interior de una organización política, pero si eso se convierte en una excusa para arrebatarle su militancia a cualquier voz que disienta, ¿qué podemos esperar los priistas?”.

“De un partido que hoy desgraciadamente es dirigido por quien lo ha convertido en su propio feudo, imponiendo liderazgos basados en amenazas, favores políticos, nepotismo y prepotencia”, agregó.

 


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Scroll To Top