fbpx
Estas leyendo
¡2024!, Dragón de madera, creativo y vivaz

¡2024!, Dragón de madera, creativo y vivaz

¡2024!, Dragón de madera, creativo y vivaz
Por: Asociación China Península de Yucatán

El Emperador Amarillo, prócer mítico de las leyendas chinas, es una figura simbólica basada en un emperador real nacido en el año 2704 a.C. de la época de los estados combatientes en la etapa temprana de la dinastía Han.

En el aspecto de las creencias populares mezcladas con la realidad, el emperador era para China el que tenía el mandato del cielo, representante divino en la tierra, que debía gobernar de manera justa e imparcial por el bien de todos sus súbditos; para consolidar su autoridad total se le asoció con las historias del dragón, criatura mítica, símbolo de buena fortuna, de ahí parte que los chinos se consideren descendientes del emperador amarillo y del dragón chino, factor que reafirmó la identidad nacional parte primordial en la unificación del país.

Cuenta la leyenda que, hace miles de años, una mujer estaba embarazada y deseaba tener un hijo que fuera un poderoso dragón y el emperador Shennong, con su profundo conocimiento de la herbolaria y medicina, la ayudó recogiendo hierbas raras y realizando rituales especiales para asegurar que el bebé naciera con las características de un dragón y así la mujer dio a luz al dragón que se convirtió en protector de la humanidad aliándose con el emperador amarillo para cumplir su fin.

La figura del dragón es reverenciada y respetada porque en sus leyendas está asociado a la lluvia y al agua que es fuente de vida, de manera que dentro del zodiaco chino es el más auspicioso signo de los 12, es representado con cuerpo de serpiente, astas de venado, cabeza de buey, ojos de conejo que chispean como gemas, boca de cocodrilo, panza de rana, garras de águila y con las escamas de un pez, cambia de forma y tamaño a voluntad y desaparece o reaparece donde quiere; por su forma se dice que puede morar en el mar y volar en el cielo creando el viento y la lluvia.

Su forma tiene también origen en una leyenda asociada a la carrera de animales que organizó el emperador de Jade quien otorgaría un lugar a cada animal de acuerdo al orden de arribo de los competidores; antes del anuncio de ésta, el dragón vivía en la tierra y no tenía cuernos y al enterarse quiso ser el favorito, de manera que su rivalidad con el tigre aumentó, ya que el dragón quería ser mejor que el tigre y para ello pidió consejo a sus amigos el gallo y el ciempiés, este último le dijo que se vería mucho más poderoso si se prestaba los cuernos del gallo y bajo la garantía del ciempiés de regresárselos, quien prometió devolverlo y si no fuese así el gallo podía comérselo de un picotazo, al enterarse el emperador de Jade sobre la rencilla entre ambos animales le dejo al tigre reinar la tierra y al dragón el agua, pero el dragón no cumplió su promesa y no devolvió los cuernos al gallo por eso su rostro se ve siempre rojo, y de la vergüenza el ciempiés se esconde bajo la tierra y cada que el gallo lo encuentra se lo come de un picotazo.

Además, se dice que dragón llegó quinto en la carrera porque cuando se dirigía, vio que los campos estaban devastados por las sequias y se detuvo a crear lluvia de manera que llegó tarde, esta leyenda denota su carácter justo y benevolente, totalmente diferente al de sus contrapartes occidentales bestias malévolas que deben ser derrotadas.

El dragón chino es vinculado intrínsecamente con el mundo natural, como en la otra leyenda china de los reyes dragones gobernantes del clima, la lluvia, las cascadas, los ríos y los mares. Cada uno de los reyes dragones controla los cuatros mares de China, el Mar del Este, del Sur, del Oeste y el del Norte, e incluso en muchas aldeas chinas, todavía existen templos o santuarios para adorar a los “Reyes Dragones”, donde se les ora por recibir sus bendiciones en forma de un buen clima durante el tiempo de cosechas.

Según el zodiaco chino todos los que nacieron en el año del dragón tienen diferentes personalidades de acuerdo al elemento al que pertenecen, como lo que sigue:

Dragón de madera de 1964 son de personalidad introvertida, trabajadores, talentosos, amantes de los desafíos.

Dragón de Fuego 1976 sutiles y adaptables.

Dragón de Tierra 1988 ambiciosos, inteligentes, cariñosos y trabajadores, pero carentes de persistencia.

Te puede interesar
Oración para renovarse y recuperar todo lo bueno, tu plan de salvación lo implementaste desde el principio de la creación

Dragón de Metal 1940, 2000 sinceros, malhumorados, creativos y soñadores.

Dragón de agua 1952, 2012 decididos, persistentes rozando con la terquedad, humorísticos.

Los dragones se llevan bien con los de los símbolos que son el gallo, el mono y la rata.

Este año del dragón vaticina auge en el arte y la cultura, por consecuencia los artistas y creadores recibirán su chispeante energía, en contraste, a la suave energía del anterior símbolo del conejo; y como va acompañado por el elemento de la madera en su forma yang se asocia con la primavera, simboliza el crecimiento, los nuevos comienzos y así como los árboles requieren de cuidados y nutrición para prosperar, por lo que en este año podemos alcanzar nuestras metas de cambios en nuestras vidas nutriéndonos de las buenas energías del ciclo lunar, el yang representa la energía activa, de crecimiento y junto con el dragón que también es yang y símbolo de masculinidad, calor y con su inmenso poder de frecuencia impulsarán la prosperidad.

El 9 de febrero, en la noche de víspera de Año Nuevo Chino, reunámonos y recibamos juntos el 10 de febrero, que da comienzo al año del dragón de madera en China, y disfrutemos portando sus patrones en nuestras ropas, pinturas, tatuajes y en un sinnúmero de decoraciones; los emblemas de dragones que en la antigüedad estaba prohibido usarlos, ya que era solo uso en el palacio imperial, en los tallados de las escaleras, pasillos, muebles y ropajes. Además, no solo en éste festival se verá sus imágenes por doquier, sino todo el año y también en el “Festival del Bote del Dragón o Duanwu Jie” que se lleva a cabo el quinto día del quinto mes lunar y es cuando los barcos llevan en la proa una cabeza de dragón y en la poa una cola de dragón alta, surcando los ríos en carreras de competencia, así que los veremos en ríos y en el cielo, en forma de figuras de drones, en papalotes y en bailes, deleitándonos con sus hermosos colores y formas.

 


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Subir al inicio