fbpx
Now Reading
Los reyes del drama

Los reyes del drama

Los reyes del drama
ABANICO
Por Ivette Estrada

¿Los conoces? Son las personas que te atan a un peligroso subi-bajas emocional.

Sin importar cuanto amor, dedicación y atención les brindes siempre existirá un motivo de incordio, reclamación y victimismo de su parte. Son eternos inconformes que suelen usar cualquier recurso para ser el centro de atención y asumen que todo el mundo debe girar en torno a ellos.

Altamente controladores, detectan cuando son importantes para ti y se dedican a hacer trizas tu vida con enfermedades inopinadas o problemas justo cuando tu celebras. Y no importa si existe una perfecta armonía ellos tratarán de poner el punto negro con “accidentes” de diversos tipos como pérdida inusitada de las llaves o la cartera, dolorosos recuerdos, relato minucioso de estragos y dolencias y un largo etcétera.

Son extravagantes en sus actos. Les encanta llamar la atención a cualquier precio y monopolizan reuniones y conversaciones. Esos vampiros emocionales manejan muy bien la bipolaridad: después de los dramas te buscan y se muestran encantadores. Su dulzura es breve, crearán cualquier pretexto para recriminar y “sacarte” de su vida de manera tajante y explícita muchas veces.

Su impredecibilidad es su principal arma. Estás atento a un nuevo drama y sorprenden con su encanto, generosidad y bonhomía. Te confías y vuelven a atacar con duras críticas, reclamos, rencores acumulados y una larga sarta de tretas. Lo dicho: los reyes del drama aman la velocidad en la escala emocional de polo a polo.

Sin narcisistas: se sienten infelices y decepcionadas cuando no les hacen favores especiales o no reciben la admiración que creen merecer. Pueden sentir que sus relaciones interpersonales son conflictivas y poco satisfactorias, y es posible que los demás no disfruten de su compañía.

Suelen tener un aire de superioridad irrazonable y necesitar constantemente la admiración excesiva de los demás, sienten que merecen tener privilegios y recibir un trato especial, esperar que se reconozca su superioridad, incluso sin haber logrado nada.

En general, hacen que sus logros y talentos parezcan más importantes de lo que son, se preocupan por fantasías sobre el éxito, el poder, la brillantez, la belleza o la pareja perfecta.

Creen que son mejores que los demás y que solo pueden pasar tiempo con personas tan especiales como ellas o que únicamente ese tipo de personas podrán entenderlas mientras critican y menosprecian a las personas que no consideran importantes.

También esperan favores especiales y que los demás hagan lo que ellas quieren sin cuestionamientos, por lo que suelen provecharse de los demás para lograr lo que quieren y sobresale su incapacidad o falta de voluntad para reconocer las necesidades y los sentimientos de los demás.

See Also
Placido Morales quiere ser Gobernador de Chiapas

Te puede interesar: Estigmas de la salud mental

Se comportan con arrogancia, alardear mucho y son consideradas engreídas

Los reyes del drama son más que narcisistas y vampiros emocionales: te encierran en la incertidumbre, te llevan del amor al odio en breve tiempo. Juegan con tus sentimientos, se apoderan de tu estabilidad y serenidad.

Los puedes reconocer fácilmente al responder una pregunta sinceramente:  en general, ¡cómo te hacen sentir? Si percibes inestabilidad en la interacción con ellos, aléjate. Son personas que no te tienen respeto.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Scroll To Top