fbpx
Estas leyendo
Los excesos del cartel de Palacio

Los excesos del cartel de Palacio

Por: Vladimir Galeana Solórzano

Sin lugar a dudas la administración que encabeza Andres Manuel Lopez Obrador ha dado señales reales de ser un gobierno fallido. Y es que no es lo mismo andar pululando por todo el territorio patrio lanzando consignas contra los gobiernos anteriores y prometiendo que de alcanzar el poder las cosas cambiarían diametralmente. Y claro que lo ha venido cumpliendo el inquilino de Palacio Nacional, porque hasta ahora los resultados alcanzados no son los que prometía o los que refería en sus peroratas cuando recorría el país, porque nuestra realidad indica que hasta ahora estamos peor que con los gobiernos anteriores.

Y claro esta que esta aseveración que hago en esta entrega, causará escozor en aquellos que por encargo presidencial tienen la misión de desmentir a las afirmaciones que realizamos los miembros del Cartel del Conservadurismo, que hasta ahora se define como una doctrina política que defiende el mantenimiento del sistema de valores políticos, sociales y morales tradicionales, y se opone a reformas o cambios radicales en la sociedad. Para decirlo más claro, si alguien es conservador, es el Presidente de la Republica, porque pretende conservarnos en la más fútil de las tragedias.

y esto quiere decir que el señor Presidente de la República es un hombre de avanzada, si, de avanzada edad quien hasta ahora ha fracasado en la consolidación de un régimen que inició sin saber hacia donde dirigirse, porque la única muestra que ha dado como estadista, es que ha intentado copiar a los gobiernos populistas del hemisferio, que hasta ahora han sido hartos exitosos en su misión principal de mantener la estrategia de gobierno tendiente a la tiranía, y matar de hambre a los pueblos en que se han enquistado.

Por fortuna este país es diferente a los demás, y no tan solo en su conformación política, sino en la preparación educativa, que hasta ahora es la mayoría ante los dislates de las huestes morenistas que se distinguen por su incapacidad de entender no tan solo el fenómeno político, sino la encerrona presidencial de caminar hacia el socialismo, donde la pobreza será el destino más común como se ha establecido en la mayor parte de las dictaduras que se han enquistado en el hemisferio.

Por fortuna en esta nación los procesos educativos han sido generosos y didácticos, y han ido de acuerdo a las especialidades que conforman nuestras distintos centros de estudios profesionales que siempre han buscado el avance científico para que tengamos mejores estadios de bienestar en nuestra sociedad. Del otro lado tenemos ese bienestar doctrinario que encabeza el Presidente de la Republica, cuya misión principal es mantener a los pobres sumidos en la mendicidad a través de programas sociales que en nada palian sus desencuentros con la mendicidad ante la carencia de oportunidades para trabajar y ganar al menos para la manutención familiar.

Te puede interesar
Enrique de la Madrid

La siembra del odio ha sido prolífica, y como el mismo lo ha afirmado, a “los pobres hay que seguir manteniéndolos en la pobreza, porque así no tendrán la capacidad de rechazar las bondades de los programas sociales”. Y seguramente sigue pensando que la ignorancia y la siembra del odio es su mejor escudo, pero el pueblo está despertando, y ahí están las mediciones de su aceptación popular que hasta ahora ha disminuido drásticamente y que seguirá bajando como se vaya terminando su gestión. Así de simple los excesos y los resultados que tendrá cuando asuma el juicio de la historia. Al tiempo. [email protected]

Lic. en Derecho por la UNAM. Lic. En Periodismo por la Carlos Septien. Conferencista. Experto en Procesos de Comunicación. Expresidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión, Miembro del Consejo Nacional de Honor ANPERT, con cincuenta años de experiencia en diversos medios de comunicación.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Subir al inicio