fbpx
Now Reading
La ineptocracia cuatroteista

La ineptocracia cuatroteista

La ineptocracia cuatroteista
Por: Vladimir Galeana Solórzano

Bien señalaba el filósofo y escritor francés Jean d’Ormesson, que “la ineptocracia es el sistema de gobierno en el que los menos preparados para gobernar son elegidos por los menos preparados para producir, y los menos preparados para procurarse su sustento que son regalados con bienes y servicios pagados con los Impuestos Confiscatorios sobre el trabajo y la riqueza de unos productores en número descendiente, y todo ello promovido por una izquierda populista y demagoga que predica teorías, que sabe que han fracasado allí donde se han aplicado, a unas personas que sabe que son idiotas”

Por su parte el pensador Norberto Bobbio decía que ““El fascista habla todo el tiempo de corrupción, acusa, insulta, agrede, como si él fuese puro y honesto. Más que la corrupción, el fascista practica la maldad”. Y en lo personal diré que eso es lo que estamos viviendo en los tiempos de la mal llamada Cuarta Transformación, que hasta ahora lo único que ha transformado es a un país que tenía viabilidad y contaba con hombres y mujeres que se distinguían por la lucha diaria para transformar su realidad, y que ahora los ha convertido en dependientes de los mal llamados programas sociales.

La primera misión de un gobierno que se precie democrático, es la procuración del bien comun, pero en los tiempos que por desgracia estamos viviendo con esta mal llamada Cuarta Transformación, lo único que hemos alcanzado es ““el mal comun”. Y esto quiere decir que la punta del iceberg es un mal gobierno, con un mal Presidente y muchos malos adeptos, que hasta ahora se han conformado con programas sociales que en nada ayudan a paliar las necesidades y se convierten en dependientes de la ayuda gubernamental ante la carencia de oportunidades que no genera este gobierno.

Si bien es cierto que los programas sociales se han convertido en el éxito de la mal llamada Cuarta Transformación, también lo es que la pobreza se ha agudizado, porque ese es el principal proyecto político de quien por ahora encabeza el Poder Público en esta Nación. Y no se trata de denostar a quien encabeza el gobierno en estos aciagos tiempos, porque hasta ahora hemos observado y confirmado que se denuesta solo con sus desplantes populistas y la forma en que pretende vender su principal éxito: la miserable pobreza que ha cundido por todo el territorio de este aún maravilloso país.

La ineptocracia que hasta ahora se ha enquistado en el Gobierno Federal, y en muchos de los estados que conforman la Federación, han mostrado y demostrado que la indecencia y la perfidia ha sido el sello de este sexenio, y por desgracia aún le queda año y medio de ejercicio al inquilino de Palacio Nacional, para seguir destruyendo las raíces en las que durante mucho tiempo sustentamos nuestra cohabitabilidad, y que pese a las diferencias étnicas, y los avatares propios de las carencias que eran la parte disfuncional de la Nación, funcionaba armónicamente.

See Also
La Cineteca

Hoy, por desgracia, la división que nos han establecido desde el gobierno Federal, y la presunta lucha entre Liberales y Conservadores, le ha hecho un brutal daño a nuestras aspiraciones que como sociedad mantuvimos para tener y mantener esa cohabitabilidad de la que siempre disfrutamos a pesar de nuestras diferencias sociales e ideológicas, y dándole viabilidad a un país que siempre se ha preciado de ser incluyente y solidario. Por desgracia ese es el mayor daño que nos ha causado Andres Manuel Lopez Obrador. Al tiempo. [email protected]

Lic. en Derecho por la UNAM. Lic. En Periodismo por la Carlos Septien. Conferencista. Experto en Procesos de Comunicación. Expresidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión, Miembro del Consejo Nacional de Honor ANPERT, con cincuenta años de experiencia en diversos medios de comunicación.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Scroll To Top