fbpx
Now Reading
Del Senado a Pancho Viejo

Del Senado a Pancho Viejo

DEL SENADO A PACHO VIEJO

La jueza Angélica Sánchez, fue detenida en CDMX por policías ministeriales de Veracruz, otros señalan que eran del Edomex y sin orden de aprehensión, por el presunto delito de ‘tráfico de influencias’ y ‘contra la fe pública’, que debe ser lo mismo que ‘enchílame estas tortas’. La jueza llegó al Senado y la recibió el preclaro hombre, Ricardo Monreal Ávila, le hizo un extenso elogio y fue aplaudida en un lugar de ese mismo Senado, donde se encontraba al lado de su hija. Por la mañana, se anunciaba que iba a ver a la ministra Norma Piña y allí fue el apañe.

La hija señaló que contaba con un amparo, pero se lo pasaron por el arco del triunfo. A la jueza se le olvidó que en este estado, me decía alguien que conoce los intrincados caminos del poder, en este estado solo los chicharrones del gobernador truenan, porque está bien apalancado por AMLO que en cada mañanera, seguía diciendo el interlocutor, en cada mañanera lo nombra el mejor gobernador del país y un hijo preclaro de la patria. Y Monreal ya no tiene más fuerza que la de ser el cuarto en la lista de los posibles candidatos, atrás de Marcelo, Claudia y Adán Augusto, y olvidó la jueza que a Monreal le costó 6 meses poder liberar a su amigo e incondicional, José Manuel del Rio Virgen, cuando estuvo detenido en Pacho Viejo y solo lo soltaron después de 20 mil amparos. Hay muchos que no han podido salir, entre esa lista Rogelio Franco Castán y Tito Delfín Cano, por nombrar solo a dos de los muchos que están detenidos por los delitos que les acomoden. Una más cayó a Pacho Viejo, la jueza que había salido laureada, aplaudida y reconocida. Y que ahora viaja del Senado a Pacho Viejo.

Te puede interesar: Las Corcholatas que se darán

LA PATRIA EN UN BALON

Reza una canción que ‘el equipo tricolor tiene mucho corazón…’ y no es cierto. Cada que juega México, muchísimos mexicanos nos envolvemos en la sagrada selección. Arrinconando aquel ingrato lema que le fijaban: Jugamos como nunca y perdimos como siempre. Anoche los vapuleó la selección de Estados Unidos, que hace mucho ya nos supera, desde aquel Mundial de 2002, cuando no nos dejaron pasaron al infame quinto partido. 3-0 fue el marcador y pudo haber sido de 4. Los mexicanos en su defensa se veían más lentos que un elefante, sobre todo el defensa del lado derecho, Edson Álvarez, al que, el gringo cada que corría, lo dejaba como Speddy González, viendo visiones. Enseguida me fui con los comentaristas de ESPN. En Fútbol Picante tenían a Faitelsson, Gabriel de Anda, Héctor Huerta, Mario Carrillo, Rafa Puente y todos despotricaban contra Diego Cocca, que resultó una Bicocca.

See Also
El rompimiento (Nahle-Cui)

Javier Alarcón, con Ciro en las noticias, llamó a ese juego ‘Merde’, lo pongo en francés porque se oye muy feo ‘Mierda’. El problema no es el entrenador, podrían mañana traer a Pep Guardiola o a Carlo Ancelotti y jugaríamos igual. El problema son tantos extranjeros, cuando alinean permitidos a 8 y solo tres mexicanos, allí está el problema, no hay jóvenes que jueguen, los que sobresalen son pocos, el lleno de extranjeros en posiciones claves, sobre todo en los que meten goles, es una falla que los directivos no han querido ver, o lo ven pero miran para otro lado. Luego, enojada la afición les salió de su ronco pecho el grito homofóbico y peor, el juego se suspendió y la patada criminal de Montes dio el reflejo de la impotencia de no saber jugar y perder. Cuentan que, en el vestidor, se lo surtió un gringo y hasta en eso perdimos, en los golpes, Canelo debía ir a darles unas clases. Hay noches así. En Las Vegas, México demostró su nivel. No tienen problema porque están calificados para el Mundial Canadá-México-Estados Unidos, y por lo pronto las televisoras tienen asegurado esos juegos, que dejan unas millonadas.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Scroll To Top