fbpx
Estas leyendo
Cuando la Constitución no sirve, la vida de los desplazados

Cuando la Constitución no sirve, la vida de los desplazados

Cuando la Constitución no sirve, la vida de los desplazados
Expedientes MX.
Norberto Vázquez.

Los hombres y mujeres que se sentaron a redactar la Constitución de 1917, no lo tenían contemplado. Las variables constitutivas que manejaron apuntaban a la libertad, la educación, el trabajo, y en términos generales, el derecho a la vida, a vivir. Nunca se imaginaron que dentro de la misma sociedad, se gestaría casi un siglo después un fenómeno que no se tenía previsto: el del crimen organizado.

Este segmento de la sociedad está actuando al margen de la ley, y con ello, esta generando violencia social a tal grado que existen los desplazados, aquellos que migran de sus lugares de origen porque los amedrenta el narcotráfico y la hace huir de sus pueblos, rancherías y de municipios enteros

De manera reciente la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) compartió los hallazgos más importantes de su Informe “Episodios de Desplazamiento Interno Forzado Masivo en México–Informe 2021”.

Laura Alvarado y Daniel Márquez informaron que en 2021 se reportaron alrededor de 42 episodios de desplazamiento interno masivo causado por violencia, que equivale a 28 mil 943 personas desplazadas internas.

¿Qué significa esto? Miles de ciudadanos que no son protegidos por la Constitución ni por el Estado.

Que se podría decir cuando en un solo año se vieron afectadas 10 entidades federativas, 57 municipios y 221 localidades, en donde Michoacán fue el estado con más personas desplazadas internas con 13 mil 515.

La cifra histórico-acumulativa que lleva a cabo la CMDPDH, registró que, en México, el total de personas desplazadas hasta diciembre de 2021 es de 379 mil 322.

De acuerdo con el documento, existen tres causas principales que generan los episodios de desplazamiento interno forzado masivo en México.

La violencia generada por grupos armados organizados; la violencia política, conflictividad social y conflictos territoriales, y la violación de Derechos Humanos.

En 31 de los 42 episodios fueron causados por grupos armados organizados con 73.81% del total, cuatro de ellos, afectaron a población indígena.

Respecto al número de personas que abandonaron sus hogares, 21 mil 443 personas lo hicieron debido a acciones perpetradas por grupos armados organizados.

Como vemos la principal causa de los desplazamientos masivos en México es la violencia perpetrada por grupos armados organizados. Una constante que va en aumento.

Y es que frente a los actos violentos y formas de victimización antes o durante los episodios de desplazamiento interno, se destacó el uso de armas o presencia de personas armadas en 38 de los 42 casos.

Te puede interesar
Tiempo de montajes

Sobre el perfil de las personas desplazadas internas, en el 88. 1% de los episodios —con 37 de los 42 episodios— fueron familias, por lo tanto, incluye a mujeres, hombres, niñas, niños, adolescentes, jóvenes y personas adultas mayores.

Además, el mayor número de casos de desplazamiento se da en zonas rurales, en donde se concentra el 76.19% del total con 32 episodios.

Y la cifra del olvido que demuestra la inoperancia del gobierno mexicano: con respecto al número de personas que retornan a los lugares donde habitaban y de los cuales fueron desplazados, solo 3 mil 064 han vuelto.

Cuando leo los informes de la ONU, de la enorme problemática de la migración Centroamericana no puedo más que pensar que el fenómeno es integral y también toca suelo mexicano. Lo principal es encontrar hallazgos de las causas y efectos del desplazamiento interno forzado.

Especialmente entre las mujeres, la niñez y la juventud, así como, analizar los vínculos entre esa problemática y la violencia basada en género y edad, el despojo territorial y la búsqueda de asilo en los Estados Unidos.

Es una vergüenza que en México haya desplazados. Personas que no son libres en su propio país y que tengan que salir de sus lugares de nacimiento. Para ellos, el Estado y la Constitución no sirven para nada. Si los revolucionarios constitucionalistas de principios del siglo pasado, se enteraran de esto, se volverían a morir. Y los desplazamientos continúan.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Subir al inicio