fbpx
Now Reading
Chispazos de la política nacional

Chispazos de la política nacional

Chispazos de la política nacional

Como en todo proceso electoral siempre hay inconformidades. En el caso de la selección del aspirante presidencial de MORENA para el período 2024-2030 no hubo excepción y desde el inicio se supo que habría “dedazo” por las reacciones anticipadas del excanciller Marcelo Ebrard ante el inminente triunfo de la científica, ex jefa de Gobierno de la CDMC, Claudia Sheinbaum, lo que deja que por primera vez en la historia haya dos candidatas al máximo poder nacional. La otra es Xóchitl Gálvez, del Frente opositor.

Pese a las discrepancias de Marcelo, el triunfo de Claudia fue contundente al grado de que las encuestadoras seleccionadas por el primero dieron ganadora a su rival. Se impuso la disciplina y lealtad. Derrotada terminó la rebeldía del ex secretario de Relaciones Exteriores rechazada por los demás candidatos: Adán Augusto López, Ricardo Monreal, Gerardo Fernández Noroña y Manuel el “güero” Velasco. ¿Cuál será el futuro del afamado “carnal? No habrá ruptura, adelantó desde la mañana del 6 de septiembre Andrés Manuel López Obrador, quien confrontó desde un principio a los seis políticos bautizados “corcholatas” de la política que encabeza para continuar con su reiterada Cuarta Transformación.

Quienes se regocijaron con la demanda de Marcelo Ebrard de que se repitiera el proceso fueron los del PRI, PAN y PRD que con la actitud del extraordinario funcionario del actual sexenio ven, igual que un sediento en el desierto, el espejismo de que la gran beneficiada sea la hidalguense Xóchitl, más conocida en el ámbito como Lady Gelatinas.

Conocido es que AMLO adelantó la contienda para la sucesión, que hubo denuncias de falta de equidad por el propio Marcelo y que éste siempre aseguró que cual fuera el resultado no abandonaría las filas de MORENA. Horas antes de darse a conocer el resultado de las encuestas convenidas surgió la confusión, pues se le veía ya como el candidato esperado por el partido de centro izquierda Movimiento Ciudadano. Esa tarde, el descontento aspirante informó que llamaría a sus seguidores, entre ellos diputados y senadores a una reunión para determinar qué camino seguir. En ese momento los escenarios posibles fueron los siguientes:

Aceptar la próxima coordinación del Senado de la República, prometida por López Obrador al segundo lugar en la carrera electoral, migrar a Movimiento Ciudadano o cumplir con no abandonar el proyecto en marcha de la Cuarta Transformación.

En el primer Caso, de acuerdo con el analista Jorge Zepeda Patterson, desde el Senado, si se cumple lo prometido por el Peje, Marcelo podría construir otra vez su candidatura si es que logra negociar importantes posiciones para su grupo en la Cámara Alta. Tendría 70 años y la consideración de que, tras la experiencia de su jefe tabasqueño, la tercera es la vencida.

Acudir a Movimiento ciudadano lo condenaría a un tercer lugar ya que ese instituto no tiene la capacidad de competir contra las maquinarias y la presencia territorial de Morena y del Frente Amplio. En el mejor de los casos conseguir estar en la boleta presidencial de 2030 y, posteriormente, convertirse en el dirigente del partido naranja. Mejor que seguir en donde está ya que convertiría a ese organismo en la segunda en importancia a nivel nacional. En el caso de aceptar la candidatura inmediata de Movimiento Ciudadano beneficiaría más a Claudia que a Xóchitl al dispersar el voto electoral.

El analista citado argumenta que lo mejor para Marcelo Ebrad es permanecer en Morena, alargando el conflicto interno a finales de septiembre para negociar mejores posiciones a todos sus simpatizantes.

Xóchitl Gálvez es candidata a la presidencia de la República del Frente Amplio por México, la oposición integrada por partidos –PRI, PAN y PRD—que ni juntos logran obtener la membresía de MORENA, movimiento formado por Andrés Manuel López Obrador, lo que se reflejó en el evento dominical realizado en el Ángel de la Independencia ante minúscula cifra de seguidores. La designación de la senadora panista, de presunto pasado indígena y trotskista, fue desde el principio una farsa fraguada, según denuncia presidencial, por Claudio X. González Guajardo (El junior).

Canceló la elección del domingo 3 de septiembre y se le ungió a partir de encuestas. Fue un proceso que desde su origen estuvo viciado. Nunca fue democrático, ciudadano ni transparente. “Se desaprovechó una oportunidad para movilizar a sectores ciudadanos que hubieran podido marcar la diferencia en la elección presidencial de 2024”, según el politólogo de la UNAM, Javier Rosiles Salas.

Otro, Rafael Morales, citado por el Economista: “Es claro que todos los partidos no tienen capacidad para realizar elecciones primarias. Ni el Frente ni Morena y sus aliados. El que se haya cerrado la posibilidad de una consulta demuestra que el Frente no tiene capacidad de movilización. Ellos tenían un padrón cercano a los dos millones de personas y una estimación de que la participación sólo iba a llegar a unas 300,000.

“En cualquier fin de semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador,  mueve unos 15 millones de personas, por ejemplo para una consulta popular. Esta era la gran oportunidad que el Frente tenía para demostrar músculo y mostrarle al Peje que tiene capacidad de competirle al tú por tú.

“Además, demuestra que Xóchitl Gálvez no es un fenómeno, pues los buenos puntajes que pueda obtener en las encuestas, no necesariamente se traduce en una movilización creciente, donde se demuestre que es capaz de tener una gran convocatoria. Se antoja difícil que la postulación se pueda traducir en una convocatoria nacional. No se vio por ningún lado la marea rosa, no se vieron por ningún lado estos contingentes que habían salido a las calles a cuestionarle al presidente sus políticas.

El investigador político de Gurú Electoral asegura que suspender la consulta del Frente opositor fue también una forma de evitar el ridículo y demostrar que no se tenía la capacidad de traducir todo este proceso en un esquema que le diera la legitimidad de decir que (esos partidos) habían tenido un proceso de selección de candidato exitoso y diferente al que está llevando a cabo Morena y sus aliados.

*****

Casi al final del camino marcado por el quinto informe de gobierno no hay duda de que los logros obtenidos por Andrés Manuel López Obradore van a llevar históricamente la mancha de su sexenio: una creciente inseguridad y la imparable impunidad que a todas luces se catapulta por su talón de Aquiles que representa la reprobable actitud de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. (SCJN). Ya heredado el Bastón de Mando y próximo al retiro tan reiterado que pocos quieren, el político tabasqueño sabe que será recordado por los de abajo como el mejor presidente de la República.

See Also
Arrasa Morena; los votos vencieron a los bots q

Otros no lo verán así: De acuerdo con los más recientes datos oficiales el 62. 3 por ciento de los mexicanos –alrededor de 70 millones—perciben la alta inseguridad en el país, particularmente en las zonas urbanas y según consulta hecha por el INEGI entre personas mayores a los 18 años. La violencia afecta a todos. Igual se da en robos, homicidios, asaltos, desapariciones, crecientes atentados con muertos masivos, tiroteos, secuestros y feminicidios. Lo que antes abundaba en el norte y el altiplano se repite ahora en el sureste mexicano. Sin nada o nadie que frene al llamado crimen organizado cada día crece la amenaza en la región de los mega desarrollos emprendidos por el gobierno de López Obrador.

Hasta el momento los estados más violentos son Guanajuato, Zacatecas, Michoacán, Guerrero, Chihuahua, Sonora, Veracruz y Oaxaca. Figuran cada vez más Quintana Roo y Chiapas a donde se han desplazado células de los carteles del narcotráfico. Las estadísticas no quieren decir que cada entidad mencionada es totalmente violenta porque lo negativo se da en puntos específicos, por ejemplo: Fresnillo, Apatzingán, Ciudad Obregón, Ecatepec o Cancún. Son los medios informativos los que tonificados por el “amarillismo” dan la impresión de padecer estados totalmente violentos.

Causa Común, organismo que se dedica al tema, informó que en el primer semestre del año se registraron no menos de 3,285 crímenes de extrema violencia, lo que da un promedio de 18 “atrocidades” diarias y un acumulado de 226 masacres. En cuanto a homicidios dolosos, la cifra es de 15, 122 asesinatos de enero a junio, esto es, 83 al día. Y eso que van disminuyendo en comparación a otros años.

Sucede que para enfrentar la violencia impulsada por el panista Felipe Calderón Hinojosa el Peje se fue a los extremos con su doctrina de “abrazos y no balazos” convirtiéndose en cómplice de la inseguridad al no acudir a ninguna otra alternativa, obsesionado en tener la razón que hasta ahora da como resultado un rotundo fracaso.

Lo que no deja de preocupar es que entre las víctimas figuran líderes sociales que defienden territorios ambicionados por empresas acostumbradas al despojo; periodistas que denuncian a los culpables y mujeres indefensas

Con la corrupción y la impunidad pasa lo mismo, solo que en lo que va del sexenio la responsabilidad mayor es de la SCJN ya que en la “guerra” que mantiene con el Ejecutivo, lo que hace éste lo descompone la Corte que no se cansa de ´proteger a defraudadores –Emilio Lozoya-; a familiares de presos por narcotráfico –Genaro García Luna–; a fiscales acusados de complicidad en crímenes –Uriel Carmona–; y cientos de delincuentes que jueces protegen con amparos que en muchos casos son ilegales.

Pejelandia: “No hay nada que temer en México, estamos bajando la incidencia delictiva y son muy pocos los sitios donde hay violencia, muy pocos. México es un país bello y seguro”.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Scroll To Top