fbpx
Estas leyendo
AMLO manda rellenar cenotes

AMLO manda rellenar cenotes

AMLO manda rellenar cenotes
Por: Vladimir Galeana Solórzano

Un cenote es un pozo o estanque natural de agua dulce abastecido por un río subterráneo que se forma en numerosos lugares de la Península de Yucatán por la erosión de los suelos, y al que los Mayas dieron un uso sagrado, pero eso le ha importando muy poco al inquilino de Palacio Nacional a causa de su empecinamiento del bodrio que pretende construir y que será el tan afamado Tren Maya, pero el costo de su capricho lo resentirá la naturaleza, esa que poco le importa cuando de satisfacer sus ansias de trascendencia se trata.

Los cenotes son pozos de agua de gran profundidad, que se alimentan de las filtraciones de las lluvias y las corrientes que nacen en el corazón de la tierra. El vocablo “Cenote” es un término que solamente se utiliza en este país, y proviene de la palabra “dzonot” que significa abismo. Para la Cultura Maya los cenotes eran considerados fuentes de vida, además de proporcionar el líquido vital, eran una entrada hacia otro mundo y centro de comunión con los Dioses.

La composición geológica de la Península de Yucatan es una especie de esponja que cuando llueve absorbe toda la humedad, y el agua que se filtra a través del suelo comienza a disolverse dando paso a cavernas que pueden estar parcial o totalmente inundadas, y cuando una de esas cavernas colapsa debido a la erosión es que se forman los cenotes. Pero también hay que señalar que la propia naturaleza se ha encargado de construir estas ramificaciones durante cientos de miles de años. El entorno natural de la Península de Yucatan es lo que hace de este tipo de lugares escenarios realmente espectaculares.

Y eso es lo que ha estado destruyendo el Presidente de la Republica, Andres Manuel Lopez Obrador, simplemente porque se le ocurrió que en la Península había de construirse el trazo para un Tren que se ha denominado Tren Maya, y que de nada servirá porque su trayecto es demasiado extenso y durará cerca de dos dias en el recorrido hasta llegar a la península de Yucatan. Pero ya conocemos que los caprichos presidenciales no son otra cosa que caras ocurrencias para disponer del dinero de todos los mexicanos en su beneficio.

De acuerdo a informaciones que se realizan en los espacios de inteligencia del Estado Mexicano, hasta hora el mandatario y sus queridos y apreciados hijos, detentan una fortuna mayor incluso que la del hombre más rico del país, Carlos Slim, porque tanto en Houston como en Dubai detentan diversas y enormes Cajas en las que han depositado los caudales que han sustraído de las arcas públicas de este aún maravilloso país. Para decirlo más claro, es el mandatario más voraz de cuantos hallan detentado el poder.

El atentado del Presidente de la Republica contra la naturaleza y las redes de cenotes y ríos subterráneos ha sido inigualable, porque un traslado en avión de Mexico a la Península de Yucatan se hace en menos de dos horas, y recorrer mil quinientos cincuenta y cuatro kilómetros llevará más de quince horas. Pero hablando claro, la decisión no es hacer una obra, sino gozar de las bondades del negocio que significará la inversión gubernamental donde las utilidades se contarán en miles de millones de pesos. Así de simple la mendicidad y voracidad del Presidente de la República. Al tiempo. [email protected]

Te puede interesar
Equivocación tricolor

Lic. en Derecho por la UNAM. Lic. En Periodismo por la Carlos Septien. Conferencista. Experto en Procesos de Comunicación. Expresidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión, Miembro del Consejo Nacional de Honor ANPERT, con cincuenta años de experiencia en diversos medios de comunicación.

Te puede interesar: La estrategia de la muerte


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Subir al inicio