fbpx
Estas leyendo
También es importante decir “no” en el trabajo ¿en qué momento hacerlo y cómo?

También es importante decir “no” en el trabajo ¿en qué momento hacerlo y cómo?

También es importante decir “no” en el trabajo ¿en qué momento hacerlo y cómo?

También es importante decir “no” en el trabajo, rechazar una nueva tarea o una solicitud en el contexto laboral; la sobrecarga de trabajo y las jornadas extensas también se relacionan con la ausencia de límites saludables, por lo que en ocasiones es una medida para cuidar la salud y mantener la productividad.

Aprender a establecer límites se ha convertido en una destreza invaluable.
Aprender a establecer límites se ha convertido en una destreza invaluable.

Aunque pueda parecer irónico, la habilidad de decir “no” en el ámbito laboral es tan crucial como mostrar disposición para asumir responsabilidades. Según Nora Taboada, fundadora de AFE Liderazgo Consciente, en un mundo donde la carga de trabajo y las demandas son cada vez más comunes, aprender a establecer límites se ha convertido en una destreza invaluable.

Las cargas laborales que superan la capacidad de las personas o jornadas de trabajo extensas son factores que pueden afectar la salud mental de los trabajadores. Según el Reporte de riesgo psicosocial en México de Mercer Marsh Beneficios, el 43% de los empleados experimenta sobrecargas de trabajo y horarios excesivos.

En este contexto, la habilidad de decir “no” se vuelve crucial para mantener un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal, así como para salvaguardar la salud integral. Nora Taboada afirma: “A menudo, aceptamos compromisos adicionales por temor a desilusionar a nuestros colegas o jefes, pero a largo plazo, esta actitud puede conducir al agotamiento y al estrés”.

Establecer límites en el trabajo presenta sus desafíos. Estudios confirman que satisfacer las solicitudes de los demás es inherente a la evolución humana, siendo la aceptación una forma de pertenecer a una comunidad. Sin embargo, en el contexto laboral, la aceptación constante de nuevas responsabilidades puede traducirse en cargas de trabajo difíciles de manejar, afectando la salud y el desempeño de las personas.

El equilibrio entre la vida laboral y personal salvaguarda la salud integral
El equilibrio entre la vida laboral y personal salvaguarda la salud integral

La OMS alertó sobre el impacto negativo de las sobrecargas laborales y las jornadas extensas

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han alertado sobre el impacto negativo de las sobrecargas laborales y las jornadas extensas. Según datos proporcionados por ambas entidades, cada año fallecen 750,000 personas debido a enfermedades cardíacas y accidentes cardiovasculares relacionados con estos factores.

“Aceptar más trabajo a veces significa sacrificar algo en tu vida personal. ¿Tendrás que trabajar horas extras y, en consecuencia, renunciar a salir con amigos o pasar tiempo con la familia?”, señala Trello.

Sin embargo, establecer límites no es el único desafío; es crucial reconocer cuándo es apropiado decir “no” de manera asertiva. Para identificar estas ocasiones, Nora Taboada sugiere reflexionar sobre cuatro puntos clave:

  • ¿Tienes suficiente tiempo para hacerlo?
  • ¿Eres la persona adecuada para hacerlo?
  • ¿La solicitud se alinea con tus objetivos y metas?
  • ¿Comprometerse con esta tarea afectaría la calidad de tu trabajo actual?

Si alguna respuesta es negativa, lo ideal es decir “no”. Analizar estos puntos evita rechazar tareas por preferencias personales, complejidades innecesarias o simplemente por el deseo de evitar compromisos, comportamientos que se relacionan más con la falta de profesionalismo, según la especialista.

Establecer límites no es el único desafío, es crucial reconocer cuándo es apropiado decir"no" de manera asertiva.
Establecer límites no es el único desafío, es crucial reconocer cuándo es apropiado decir “no” de manera asertiva.

También es importante decir “no” en el trabajo, pero ¿Cómo hacerlo de manera proactiva?

Nora Taboada sugiere dos pasos:

Te puede interesar
¿Qué es el"Blue Monday"?

Paso 1

Considera que el rechazo es hacia la tarea o solicitud, no hacia la persona. Respuestas propositivas son un buen comienzo, como: “No puedo entregar el informe en la fecha que solicitas, pero me gustaría entender más sobre la urgencia y discutir si podemos encontrar una solución que beneficie a ambas partes”.

Es crucial evaluar regularmente metas y responsabilidades profesionales y personales para centrarse en lo esencial y evitar invertir tiempo y recursos en actividades no alineadas.

Paso 2

Una vez identificadas las prioridades y asumiendo que el rechazo no es personal, comunica el mensaje de manera respetuosa y asertiva. En lugar de rechazar simplemente, explica las razones y sugiere alternativas. Por ejemplo: “Aprecio la solicitud, pero actualmente no tengo tiempo para dar lo mejor de mí en este proyecto. ¿Podemos programar una llamada para explorar alternativas o incluso puedo recomendar a alguien más?”

También es importante decir “no” en el trabajo y hacerlo no es un acto de egoísmo, sino de autocuidado. Establecer límites y prioridades claras no solo mejora el bienestar personal, sino que también aumenta la eficiencia y productividad en el trabajo. Al demostrar la capacidad de decir “no” de manera efectiva, se gana el respeto de colegas y superiores, subraya Nora Taboada.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Subir al inicio