fbpx
Now Reading
Xóchitl en el toreo

Xóchitl en el toreo

Xóchitl en el toreo

Y cuando despertaron, había en puerta una Alianza. Camelot.

Viene Xóchitl Gálvez a cerrar la gira veracruzana, por Pánuco y Tantoyuca, Boca del Rio, territorio panista, y el pueblo mágico más bello del mundo, Orizaba. Aquí llega con las y los candidatos, lo mismo a la gubernatura, Pepe Yunes, que a la senaduría, Miguel Ángel, y de aquellos que van por las diputaciones locales, Carla Canales y Carlos Vidal, y los pluri y los que se aparezcan. El evento será magistral. Como en tarde de toros, Xóchitl abarrotará ese Toreo que construyó el ingeniero Luis Gutiérrez Príncipe y debe llevar su nombre.

Allí donde se sublimaron los grandes toreros y rejoneadores de México y España, allí donde cortaron orejas y rabos ahora ondearán los pañuelos blancos arengando a Xóchitl a que le meta velocidad como Fórmula Uno y logre llegar a la meta ganando el 2 de junio. Andan algunos pensando en busca de una Alianza, El joven Colosio, que seguro dentro de seis años será candidato presidencial, ha pedido a MC y a Xóchitl que el tercer lugar se sume al segundo, para echar del gobierno de una vez por todas a Morena, por cómo tienen el país, sumido en una desgracia (son palabras de él) y Máynez ya como que medio le está entendiendo, ha replicado que se vaya Alito Moreno y entre Beatriz Paredes en su lugar y ya lo hablarían. Bueno, ahí hay una puerta para una alianza que puede co gobernar el país. Alito ya respondió que sí, que renuncia a la dirigencia y a la candidatura plurinominal.

Para eso me gustabas

Para eso me gustabas, Marcelo. Sería un decir de uno de sus fans, que vio con más pena que gloria el derrumbe de la figura de Marcelo Ebrard Casaubón, quien venía de gurú de la 4T y de AMLO, porque fue su bombero apagafuegos cuando la primera crisis de los huachicoleros y lo envió a Estados Unidos de comprador de pipas, para mitigar ese huachicol que nunca pudieron con él. Marcelo hacía de todo y sin medida.

Desde la secretaria de Relaciones Exteriores apagó fuegos con la gente de Joe Biden, cuando el fentanilo y esas porquerías de drogas, fastidiaban a los americanos y a México lo hacía como el principal productor, cosa que aquí negaban. Iba bien encumbrado. Uno pensaba que AMLO lo llevaría de candidato, era mejor que Sheinbaum y que Xóchitl y que cualquier fosfo naranja que saliera. Un tiempo se habló que había pactado con Dante Delgado y que estaba listo, por si AMLO no lo llamaba, a ser el candidato de MC a la presidencia. Si eso hubiera (ah los hubiera) sido, hoy Marcelo seguro estaría en una elección dividida, de 33 por ciento por cada candidato. Pero algo le dio miedo. No sé si la furia presidencial, pero se doblegó. Olvido la escuela de dónde venía, la de Manuel Camacho Solís que, cuando Salinas no lo llamó a ser el candidato, entró en rebeldía, cosa que así fue hasta la muerte de Colosio. Ebrard se le cuadró a la Sheinbaum. Quién sabe que le ofrecerían, pero no creo haya nada que valga la pena.

See Also
El engaño de los favoritos

Si en seis años espera el tren, ese tren pasará porque llega una nueva generación de políticos, entre ellos el hijo de Colosio. Y apenas Marcelo entró a un restaurante jalisciense y fue abucheado con gritos de “Fuera Morena” y los clásicos: ¡Fuera!. Luego, apareció como chalán de la Brugada, quien busca ser la jefa de gobierno y anunció que llevará a Ebrard como consultor en seguridad. Para eso no me gustabas, Marcelo. Me gustabas para ser otra opción y encabezar con MC o con quién fuera, la presidencia de la Republica, que bien te la merecías y eras el mejor preparado, para Chalán no me gustabas, Marcelo.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Scroll To Top