fbpx
Estas leyendo
Se verán cosas peores, dice La Biblia. Camelot.

Se verán cosas peores, dice La Biblia. Camelot.

EL ABURRIDO JUICIO A GENARO GARCIA LUNA

Entre el aburrido juicio a Genaro García Luna, en los resúmenes nocturnos de la tele, donde los periodistas acreditados pueden entrar, pero según la legislación y normas de los juicios americanos, nadie puede sacar ni una foto ni siquiera hacer un dibujo, esos los hacen saliendo, so pena de que te apliquen la ley del no-te-entumas y aquellos lo hacen en serio.

Uno no sabe de esas cosas, pero los fiscales utilizaron puros petardos de a peso entre esos maleantes testigos protegidos, para que declaren en contra del hombre que en el sexenio de Calderón fue el jefe de la Seguridad Nacional, pero le ha dado pie al presidente para hacernos un resumen mañanero de cómo ve él las cosas, aunque de ese tipo de leyes penales no sepa ni madres (lenguaje cuenqueño), eso lo sabe el abogado penalista, el veracruzano Jorge Reyes Peralta, que ha estado en esos edificios históricos de la Fiscalía y la Suprema Corte, donde están llevando a cabo el juicio al nuestro.

Al final, si el abogado que lo defiende se ve trucha, van a acabar dándole nada de sentencia, porque los jurados ya no se la deben de tragar con eso de que me entrego, voy y despepito lo que me digas y reduces mi sentencia. Haría bien el gobierno mexicano en no extraditarles nunca más a nadie, porque los americanos los utilizan luego para que inventen cosas en contra de mexicanos, sean o no funcionarios. El caso del Chapo fue otro circo igual, tú ven, declara lo que me conviene y te reduzco la sentencia. Ah ta gueno.

​Te puede interesar: GCDMX da a conocer avances en la construcción de nuevas ciclovías

LA ESPERA QUE DESESPERA

Mientras eso ocurre, porque es muy aburrido hablar de la Nahle y ver a barberos y opositores desgarrarse las vestiduras por si esta mujer va a ser la candidata de Morena al gobierno de Veracruz, y como dice AMLO: Ya chole, aburren los lambiscones barberos diciendo que si será candidata, y aburren los opositores que se creen hacedores de leyes. Total, aquí las calenturas pasan rápido, alentadas o desalentadas por las mañaneras, ya pocos se acuerdan de la Magistrada copiona y pirata y, al paso que va, el mediocre y espantadizo rector de la UNAM, un tal Grau, al que le temblaron las corvas cuando el presidente AMLO le mandó un calambre y el hombre se apanicó (verbo foxista) y dejó en el tintero el castigo. Ahora, la tendencia es que no, que ella no copió, que fue el otro pobre hombre y se sospecha o, que le llegaron al precio, o le enviaron un warning para que se aquiete y diga que sí, como canción de Cri Cri. Por eso mejor ahí dejarla. Y entre sobras y sobras, tremenda canción que descubrí del español Antonio Orozco, se pasa uno la mañana.

ESA CARTA LAPIDARIA O JUNTOS VALEMOS MAS QUE VOS

​Rosario Robles le mandó una carta directa con gancho al hígado, al presidente AMLO, cuando se metió con el hombre sagrado de la izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas, que reculó como el rector cuando el presidente le mandó un estate-quieto, por andar juntándose con los malos del barrio, los conservadores. Cuauhtémoc así ha sido, no es como Porfirio Muñoz Ledo, que una mañana acusó a este gobierno de narco-gobierno y se hizo a un lado del presidente y se ha vuelto un crítico certero. Ya no le ayuda la edad, pero sería un adversario de línea, el político más brillante de este país, aquel que una mañana en el apogeo de su edad, le dijo al presidente Ernesto Zedillo, desde la tribuna de la patria, cuando era el tercer informe de gobierno, el diputado Muñoz Ledo le tiró un discurso histórico.

Fueron mil 69 palabras las que pronunció Muñoz Ledo. Para algunos, la mejor pieza de oratoria que se haya leído en el recinto de San Lázaro. “Saber gobernar es también saber escuchar y saber rectificar. El ejercicio democrático del poder es, ciertamente, mandar obedeciendo. Lo que en última instancia significa el cambio democrático es la mutación del súbdito en ciudadano”, leyó el perredista en el momento culminante de su discurso. Y, casi al final, citó el juramento que los Reyes de Aragón hicieran a finales del siglo XII, para recordarle a Zedillo: “Nosotros, que cada uno somos tanto como vos y todos juntos valemos más que vos”.

Muñoz Ledo -que una década antes quebró al PRI al crear la Corriente Democrática y, posteriormente, el Frente Democrático Nacional que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas a la Presidencia- fue aplaudido incluso por los priistas.

Te puede interesar
La Oclocracia

Así la carta de Rosario Robles a AMLO: “escribo a propósito de las descalificaciones que se lanzaron desde tu poderosa tribuna en contra del hombre que, en gran medida (yo diría en mucho), fue determinante en tu destino, y para que llegaras a la presidencia de la República”.​ “Me parece de una crueldad infinita, de una desmemoria y deslealtad lo que dijiste con relación a Cuauhtémoc Cárdenas”.

Al referirse a Cárdenas lo menciona como “el que nos condujo a millones a pelear para que los votos se contaran y se contaran bien, el que ganó la capital dos veces (primero como candidato presidencial cuando tú todavía estabas en el PRI), y luego ya como el primer jefe de Gobierno electo por el voto popular en esta gran ciudad”.

Y solo le faltó rematarla con: AMLO mejor vete a tu rancho.

www.gilbertohaazdiez.com

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Subir al inicio