fbpx
Now Reading
Lo que mal empieza, mal acaba

Lo que mal empieza, mal acaba

Lo que mal empieza, mal acaba

El refrán lo que mal empieza, mal acaba advierte los riesgos que existen de comenzar algo de forma incorrecta o inadecuada. Es como iniciar con el pie izquierdo algo, lo que traerá consecuencias negativas a una persona.

Y pues mal comenzó la campaña de la zacatena Rocio Nahle para la gubernatura de Veracruz, tras ser abucheada en un conocido café de la zona de Boca del Río- Veracruz.

“Fuera, fuera,fuera”, “Que se vaya a Zacatecas” fueron algunos de los gritos que recibió la candidata de Morena-PT-Verde, quien con una sonrisa nerviosa miraba a los inconformes.

Pero Nahle, comenzó mal desde días previos al inicio de campaña al revelarse que ella y su familia han comprado varias residencias en los estados de Veracruz y Tabasco con un valor que ascienden a más de 60 millones de pesos, todo esto después de haber fungido como secretaria de Energía del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

¿Dónde queda aquella famosa frase de que no puede haber gobierno rico con un pueblo pobre?

Pero aquellos que saben advierten que esto es sólo el comienzo, y que en los próximos días se darán a conocer más propiedades de Nahle, no sólo en México, sino que también en el extranjero.

Ya de por sí, varios veracruzanos estaban inconformes con la idea de que una zacatecana vaya a gobernar la entidad.

Pero este no es el primer comienzo de Nahle en algo que no llega o no ha llegado a buen puerto.

El mejor ejemplo es la refinería de Dos Bocas o refinería Olmeca, la cual ha costado ya más del doble de lo proyectado, más de 400 millones de pesos, y hasta el momento no ha refinado un solo barril, es más un solo litro de gasolina.

Acusaciones de actos de corrupción en la construcción de la refinería son muchas, las cuales han sido documentadas por diversos medios o personas.

Es más, el propio esposo de Nahle, José Luis Peña Peña, ha sido señalado de operar varios contratos de la refinería.

“¿Por qué no se ha terminado? Porque fue un robadero esa refinería, iba a costar 160 mil millones de pesos y ya ha costado más de 400 millones de pesos”, sostuvo en días pasados en Villahermosa, Xóchitl Gálvez, candidata de la Coalición Fuerza y Corazón por México.

See Also
En un mes

“Vamos a auditar lo que pasó en nuestra refinería, por supuesto que no se va a quedar sin castigo quien se haya robado el dinero de la refinería de Dos Bocas, tengan la certeza. Hay una refinería que no han acabado y que su servidora la va a tener que terminar porque son muy güeyes, no le entienden”, remató Galvez.

Esta obra que fue coordinada por Rocio Nahle, ha dado y sigue dando de qué hablar en México y en el extranjero, estando en el ojo del huracán.

Para muchos mexicanos y, sobretodo, veracruzanos, los sobrecostos, los desvíos de recursos y la corrupción en Dos Bocas, era algo que podría ser la piedra en el zapato para que Nahle fuera aspirante a la gubernatura de Veracruz, más con el pobre trabajo realizado por Cuitláhuac García en esa entidad, pero ya sabemos cómo se las gastan en la 4T, explicarlo estaría de sobra.

Confucio señalaba que el mal no está en tener faltas, sino en no tratar de enmendarlas.
¿Será que el “fuera,fuera fuera” perseguirá a Nahle durante toda su campaña en tierras veracruzanas? Todo parece indicar que sí.

Tiempo al tiempo.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Scroll To Top