fbpx
Estas leyendo
Larrea contra AMLO

Larrea contra AMLO

Somos una familia, y las familias se pelean. Camelot.

ACERTIJOS por Gilberto Haaz Diez

Cuando dos elefantes pelean, la hierba es la que sufre, dice un viejo proverbio chino. Dos gigantes, uno en la presidencia, AMLO, el otro el tercer hombre más rico de México, Germán Larrea, riñen por 128 kilómetros de las mil y pico de vías concesionadas a Ferrosur, el presidente dice que las necesita para el control de seguridad de ese corredor interoceánico, y Larrea dice que le den 9 mil 500 millones de pesos. Cuando al presidente le dijeron de esa cifra, por poco le da el soponcio y se vuelve a desmayar, como cuando la alarma del Covid. Les respondió que si no saben contar no cuenten conmigo. Y se marchó y a su barco le llamó negociación. Ayer corrió el rumor de que Larrea no le entraba a la compra de Banamex, y si quería espantar al presidente no lo logró. Presidencia ya anunció que el gobierno puede comprar Banamex y, cuidado, mucho cuidado, cantaría José José. Los bancos en manos del gobierno son una inutilidad. Ya vivimos esos años cuando López Portillo enloqueció y, lo primero que se hizo cuando cambió el gobierno, fue devolverlo a los banqueros. En esa época los bancos los operaron puros funcionarios de gobierno, que solo extendían la mano por los cochupos y daban préstamos de ‘pide ahora y pague nunca’, en terrenos que costaban 100 millones y solían prestar hasta 500. Cuando los créditos se vencían, el que solicitó el préstamo les dijo quédense con el terreno, no tengo cómo pagarles. Claro, ya le había dado su untada de mano al gerente del banco. Así operaban.

IRSE CON LA FINTA

Las benditas redes sociales son muy útiles cuando son bien empleadas, lo mismo para la crítica que para el suceso del día. Pero hay ocasiones, que nos vamos con la finta y ayer a Mi Mero me ocurrió, que alguien comunicó que en un tramo de la autopista Veracruz-Puebla estaba saliendo agua caliente del piso. Como si fuera a nacer otro volcán.  Con la sicosis del Popocatépetl tenemos más que suficiente para espantarnos por ahora. La publiqué y un facebookero me corrigió que eso había sido en Ecuador, es decir, un maloso tomó un video antiguo de otro país y nos los hizo pasar como si fuera poblano en la autopista a Veracruz. Al instante lo borré, pero uno debe tener cuidado con lo que publica.

EL PAN DESUBICADO

Cuando todas las encuestas publicadas ayer en diarios nacionales, dan por sentado y seguro el triunfo de Morena a la presidencia del país, lo mismo con Claudia Sheinbaum, que con Marcelo Ebrard y el secretario Adán Augusto López (Monreal ya quedó fuera), la oposición del PAN anda jugando a las barajitas. Pide a los candidatos, que pretendan serlo, a Santiago Creel y Lily Téllez, que hagan una encuesta y que recaben firmas del orden de un millón, como si fuera ‘enchílame esta torta’. Marko Cortés no sabe ni dónde está sentado. Lo que debían hacer, me dijo un picudo opositor, es lanzar una encuesta nacional donde haya dos candidatos de cada partido, PRI-PAN-PRD (Con Dante no cuenten, ese ya está al lado de Morena, me dijo el mismo picudo analista político y Alito Moreno los llamó, a MC, esquiroles y lacayos de Morena, afirmó que si MC se une a Va Por México ganarían en las elecciones de Coahuila y Edomex este año y la presidencial del 2024, porque alcanzarían hasta 46% de votos contra 45% de Morena y sus aliados. “Movimiento Ciudadano, partido de panfleto, está haciendo una tarea, una orden que le dio Morena a Dante Delgado, tratar de romper la coalición, atacar a nuestro partido para romper la coalición”, abundó), y tirar una encuesta para ver quién de esos seis, dos por partido, sale más triunfador y entonces ir con él o ella. Lo otro es una jalada cuenqueña, mientras, Morena avanza durísimo con sus tres candidatos, aquí estos lentos apenas están buscando la forma y el fondo, al estilo Reyes Heroles.

Te puede interesar
Por un mundo libre de la amenaza nuclear

MIGRANTES EN HOTEL ROOSEVELT.

Algún día de hace años, por recomendación de Toño Nemi Dib, me hospedé en el Hotel Roosevelt, un hotel de primera, de los viejos hoteles neoyorkinos en Manhattan. Con camas gigantes y cuartos que parecían salones de bailes. Está cerrado para remodelarlo, tiene el nombre de un querido expresidente. Pues allí, me enteré apenas, el gobierno de Joe Biden tiene hospedados a los migrantes (de 600 a 700), en lo que llega la forma de si les dan asilo o dónde los acomodan. El hotel de 19 pisos y mil habitaciones dispone ya de 175 habitaciones para las familias, que irá ampliando hasta alcanzar 850, y reservará otras 100 a 150 habitaciones para quienes estén de paso porque van a reubicarse en otros estados. El hotel Roosevelt, propiedad de Pakistán International Airlines y donde se han filmado escenas de muchas películas, abrió sus puertas por primera vez en 1924, pero no sobrevivió el impacto de la pandemia de covid-19 y cerró en 2020.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Subir al inicio