[Galería] Iglesias que están bajo el agua en México

1.- Iglesia de San Juan de Quechula, Chiapas

Iglesia de San Juan de Quechula, en Chiapas

San Juan Quechula o la Vieja Quechula, fue una población de amplio esplendor en los tiempos en que los dominicos doctrinaban a los antiguos habitantes Zoques.

Sepultada desde hace casi 50 años, esta edificación que fuera bastión de la evangelización española en las comunidades indígenas zoques, asentadas en la ribera del río Grijalva en el siglo XVI, hoy es solo un recuerdo donde reina la desolación; sin embargo, cuando emerge, la historia cobra vida y deja ver esta maravilla arquitectónica creada por los frailes dominicos.

La Iglesia de Santiago en San Juan Quechula, construcción del siglo XVI de la cual destacan los arcos de lo que fueran sus viejos campanarios (de 16 metros de altura). luce cubierta parcialmente por las aguas del Río Grijalva.

2.- San Antonio Regla, Hidalgo

Al noreste de la ciudad de Pachuca está San Antonio que apenas se alcanza a distinguir, se encuentra sumergida bajo las aguas de una presa de donde asoma una de sus añejas chimeneas.

3.-Iglesia de San Luis de las Peras, Villa del carbón, Estado de México

A 9 km al noreste del recientemente nombrado nuevo Pueblo Mágico de Villa del Carbón se encuentra la Presa Taxhimay, construida en 1934. Para la edificación de este cuerpo de agua de 365 hectáreas se tuvo que inundar el viejo poblado de San Luis de las Peras. Desde entonces, los campanarios de su iglesia parecen “como emergen del gran embalse”.

4.- Iglesia de San Juan Parangaricutiro, en Michoacán

En febrero del año 1943, una erupción volcánica en el estado de Michoacán se llevó por delante viviendas y todo lo que encontraba a su paso, dejando como único sobreviviente a la iglesia de San Juan Parangaricutiro. La torre de la vieja iglesia resistió los embates de la lava.

La iglesia de San Juan permanece en la actualidad de pie como un lugar congelado en el tiempo. Es lo único que quedó después de la destrucción inesperada de la fuerza de la naturaleza.

4.- Parroquia de San Pedro Apóstol, Churumuco en Michoacán

La Parroquia de San Pedro Apóstol, mejor conocida como la Iglesia Hundida de Churumuco, fue construida en 1800. Quedó bajo el agua, junto con todo el pueblo, en 1965 debido a la construcción de la presa El Infiernillo. Durante 1813 el cura José María Morelos y Pavón ofreció aquí varias misas.

5.- Presa Solis, Acámbaro Guanajuato

6.- La iglesia de la Asunción de María, en Oaxaca

Los restos de una iglesia católica dedicada a la Asunción de María recientemente “resurgieron” de entre las aguas en la represa Benito Juárez, en el estado mexicano de Oaxaca.

La iglesia data del siglo XVI y estuvo alguna vez a cargo de la Orden de Predicadores (dominicos) en el pueblo conocido como Jalapa el Viejo, que fue inundado en 1962 para construir la represa.

7.- Iglesia en la presa de Santa Bárbara, Santo Tomas de los Plátanos

Cuando se construyó la Presa Santa Bárbara, fue preciso mudar el pueblo completo seis kilómetros al noreste porque el antiguo asentamiento quedaría inundado. Sobresale del agua la torre de la antigua parroquia, como único vestigio de que ahí existió una población .

.

Redacción/Foto:Internet