Condenan a 120 años de cárcel al líder de la secta sexual NXIVM

Keith Raniere, líder de la secta sexual NXIVM, ha sido condenado prácticamente a cadena perpetua este martes en Brooklyn, Nueva York.

El juez Nicholas Garaufis emitió la sentencia tras una larga audiencia que incluyó testimonios de víctimas de una conspiración de tráfico sexual que resultó en una condena de culpabilidad para Raniere el año pasado.

En julio de 2019, fue declarado culpable de:

  • Crimen organizado
  • Conspiración por cometer tráfico sexual
  • Conspiración de trabajo forzoso
  • Explotación sexual de una menor
  • Conspiración para cometer fraude electrónico y de robo de identidad
  • Posesión de pornografía infantil.

La sentencia sobre Keith Ranier pone fin a años de investigaciones en su contra.

Se sabe que la secta NXIVM cobraba miles de dólares para seminarios exclusivos sobre mejoramiento personal en su sede cerca de Albany en el estado de Nueva York.

Fue arrestado en 2018 en una mansión en Puerto Vallarta (México), negó las acusaciones , e insistía que Nxivm era un grupo de mejora personal.

Historias desgarradoras.

La primera en testificar este martes fue una mujer mexicana identificada como Camila, quien describió la relación sexual de 12 años que mantuvo con Raniere y que comenzó cuando ella tenía 15 años y él 45.

Él jugó con mi mente por tanto tiempo que tratar de encontrar la fortaleza y claridad para contar mi historia ha sido un viaje difícil y doloroso”.

Camila, ante el Juez.

Dos miembros de su familia, su padre y hermana, se mantuvieron sin embargo fieles a Raniere.

Destruyó mi familia”.

Camila

Los fiscales del caso utilizaron fotos de desnudos de Camila que Raniere almacenó como la evidencia base del cargo de pornografía infantil.

Otra exmiembro del culto testificó que la “prepararon” por semanas antes de que cumpliese 18 años para que Raniere pudiese tener relaciones sexuales con ella.

Identificada como Daniela, declaró que ella y sus hermanas resultaron embarazadas de Raniere y fueron obligadas a someterse a abortos. También dijo que ella y una de sus hermanas menor de edad fueron forzadas a tener sexo con él en varias ocasiones.

A algunas víctimas les marcaron la piel con las iniciales de su nombre.

El culto incluía, según reportes, a actrices, actores de Hollywood, millonarios e incluso a uno de los hijos del expresidente mexicano Carlos Salinas y la hija del dueño del periódico mexicano Reforma.

La actriz de la serie Smallville y cómplice de Raniere, Allison Mack, se declaró culpable en abril del año pasado de haber reclutado a mujeres asegurándoles que se unían a un grupo femenino de orientación.

Fuente:BBC