fbpx
Now Reading
Los líderes de los partidos en México sin credibilidad

Los líderes de los partidos en México sin credibilidad

Para empezar en Morena, los altos mandos saben que siguen teniendo su apuesta más firme en la popularidad que mantiene el presidente López Obrador

Por: José Luis Camacho

A un año escaso de que se celebren las elecciones presidenciales, junio del 2024, en México los liderazgos de los partidos políticos con registro padecen una crisis de credibilidad que hace presuponer que serán factores de poca relevancia en los comicios que vienen.

Para empezar en Morena, los altos mandos saben que siguen teniendo su apuesta más firme en la popularidad que mantiene el presidente López Obrador.

El dirigente formal, Mario Delgado, está sumido en una serie de contradicciones, tanto discursivas como de relaciones con los gobernadores de Morena y con los aspirantes a los gobiernos que se renovarán el próximo año, pero sobre todo, con las llamadas corcholatas.

A Mario Delgado no le tienen confianza ni Claudia Sheinbaum ni Marcelo Ebrard, ni Ricardo Monreal y Adán Augusto López apenas si lo conoce y él lleva adelante su proyecto gracias a la línea directa que tiene con el presidente López Obrador.

En las filas de Acción Nacional ha causado mucha molestia, sobre todo entre los panistas de la corriente fundada por Ricardo Castillo Peraza, considerados como los más avanzados ideológicamente, el desplazamiento que Marko Cortés ha hecho del ex presidente Felipe Calderón.

Cortés, político michoacano de segundo nivel, sigue siendo considerado como un personaje al que maneja el ex candidato presidencial Ricardo Anaya.

Con esa tendencia de exclusión de los cuadros más relevantes del panismo, será difícil que un militante de los blanquiazules sea el candidato presidencial de la alianza Va por México.

En el PRI la reciente “ampliación”, que en realidad fue un golpe de estado partidista con el sello de las mañas de Alejandro Moreno, Alito, los aspirantes a la candidatura presidencial como Beatriz Paredes, Alejandro Murat y Enrique de la Madrid, celebran que Manlio Fabio Beltrones haya cobrado mucha fuerza en las decisiones del tricolor.

Alito sin Beltrones, es un político que se ahoga en altamar.

En el PRD sigue siendo la malicia de Jesús Zambrano la que mantiene a ese partido como un jugador efectivo en la disputa ´por la nominación del candidato presidencia de Va por México, Su carta es el ex gobernador michoacano Silvano Aureoles. Y tiene como bateador emergente al senador Miguel Ángel Mancera.

Los aliados de Morena se han empezado a separar de Delgado Carrillo a la luz de la indiscutible cercanía de la Jefa de Gobierno con el Presidente de la República.

En el PT el zorruno de Alberto Anaya, cuida sus posiciones dentro de la alianza para estar bien posesionado en el reparto de las plurinominales. Anaya ya mostró que puede ser independiente de MORENA en las elecciones de Coahuila en donde postuló a Ricardo Mejía Berdeja.

El Partido Verde está mostrando, igual que el PT, una tendencia a ganar espacios que Mario Delgado no sabe cómo construirles por atender a sus compromisos personales.

Un dirigente que está fuera del grupo de los “sin liderazgo” sin duda es Dante Delgado. Una vez que resuelva la sucesión el estado de Jalisco, el hábil del dirigente nacional de Movimiento Ciudadano, iniciará su ya muy reconocido road show con las dirigencias de los partidos con registro y podría ser el factor decisivo en la alianza Va por México o incorporar a su lista de precandidatos a las corcholatas que Mario Delgado siga despreciando.

See Also
El INE se traiciona asimismo

Pues así se percibe el espectro de las dirigencias nacionales de los partidos que competirán en la madre de todas elecciones que hayan celebrado en el México moderno.

EL FUTURO DE LA MINERÍA EN GUERRERO

La gobernadora Evelyn Salgado ha estado muy pendiente de la evolución que tenga en su estado la aplicación de la Ley Minera recién aprobada.

En Guerrero se produce una de las mayores cantidades de oro en el mundo.

En esa entidad, en los tiempos de Felipe Calderón, presidente, y de Ángel Aguirre, gobernador, se entregaron 710 concesiones mineras, la mayoría a canadienses, es decir que el estado está minado. Gran parte de estas ya están en proceso de exploración o funcionando.

Guerrero es rico en oro, pero se puede decir que ni un gramo de oro se queda en el país, todo se mueve al extranjero. La minería, como se explota actualmente, además de dañar el medio ambiente y los recursos naturales, fomenta en Guerrero la proliferación de grupos armados que tradicionalmente operan en las zonas mineras.

Las mineras reportan miles de millones de dólares en ganancias cada año y las poblaciones y estados donde se asientan no se ven beneficiados.

Sin duda que es un tema que cobrará relevancia en la medida en que se incorporen nuevos jugadores al sector de la minería en México.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados

Scroll To Top