Buscan empresas las nuevas áreas de inversión impulsadas por la COVID-19

Por Janet Galindo

Un nuevo estudio de IBM Institute for Business Value (IBV) “COVID-19 y el futuro de los negocios”, hecho con ejecutivos globales C-Level reveló que casi seis de cada diez organizaciones han acelerado sus transformaciones digitales debido a la pandemia COVID-19. Las barreras tradicionales y percibidas como la inmadurez de la tecnología y la oposición de los empleados al cambio han desaparecido; de hecho, el 66 por ciento de los ejecutivos encuestados dijeron que han completado iniciativas en las que anteriormente encontraron resistencia.
Las empresas participantes ven con mayor claridad el papel fundamental que desempeñan las personas a la hora de impulsar su transformación en curso. Los líderes encuestados señalaron la complejidad organizacional, las habilidades inadecuadas y el agotamiento de los empleados como los mayores obstáculos a superar.
El 74 por ciento de los ejecutivos encuestados creen que han estado ayudando a sus empleados a aprender las habilidades necesarias para trabajar de una manera nueva, sólo el 38 por ciento de los empleados encuestados está de acuerdo. El 80 por ciento de los ejecutivos encuestados dicen que están apoyando la salud física y emocional de su fuerza laboral, mientras que solo el 46 por ciento de los empleados encuestados sienten ese apoyo.
El estudio incluye aportes de más de 3.800 ejecutivos de alto nivel en 20 países y 22 industrias, muestra que los ejecutivos encuestados se enfrentan a una proliferación de iniciativas debido a la pandemia y tienen dificultades para concentrarse, pero planean priorizar las capacidades internas y operativas, como las habilidades y la flexibilidad de la fuerza laboral, áreas críticas que deben abordarse para impulsar el progreso.
“Para muchos líderes, la pandemia fue el punto de inflexión necesario para impulsar la transformación digital. Demostró que, más que nunca, la tecnología es el principal aliado para que la empresa opere de manera madura, ágil y resiliente. Pero esta transformación solo será sostenible si las empresas preparan sus talentos para esta nueva era”, afirma Thais Marca, líder de servicios de consultoría de IBM en Latinoamérica.
El estudio revela tres pasos proactivos que están tomando los líderes emergentes:
En principio es que la COVID-19 ha demostrado lo importante que puede ser que las empresas se construyan para el cambio. Muchos ejecutivos se enfrentan a fluctuaciones de la demanda, nuevos desafíos para apoyar a los empleados que trabajan de forma remota y requisitos para reducir costos.
En segunda instancia es aplicar inteligencia artificial (IA), automatización y otras tecnologías exponenciales para ayudar a que los flujos de trabajo sean más inteligentes.
Un tercer punto es establecer un enfoque renovado en las personas puede ser fundamental en medio de la pandemia de COVID-19, mientras que muchos empleados están trabajando fuera de las oficinas tradicionales y lidiando con un mayor estrés e incertidumbre personal.
La investigación ha demostrado que las expectativas que los empleados tienen de sus empleadores han cambiado en medio de la pandemia: los empleados ahora esperan que sus empleadores desempeñen un papel activo en el apoyo a su salud física y emocional.